Nigeria planea hacia su cuarto título

Nigeria planea hacia su cuarto título

La Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013 fue una encomiable celebración del fútbol, con partidos apasionantes y resultados asombrosos. Nigeria se proclamó campeona mundial tras su victoria en la final contra México, convirtiéndose en el único país que ha ganado la competición 4 veces, con lo que supera a Brasil (anclada en 3 títulos). Más que nunca, los Golden Eaglets demostraron que pertenecen a la élite mundial en esta categoría.

La selección nigeriana se mostró inflexible a lo largo de todo el certamen. No perdió ni un solo partido de camino a la final, que ganó por 3-0 en un Estadio Mohammed Bin Zayed de Abu Dabi lleno. Suecia también descolló al quedar tercera en su primera participación, gracias a su triunfo por 4-1 sobre Argentina en el partido por el tercer puesto. Hay que destacar que las tres primeras plazas las ocuparon tres selecciones del Grupo F.

Buenas actuaciones y sorpresas a porrillo
Antes del comienzo de este Mundial sub-17, los pronósticos se decantaban a favor de Brasil y de Nigeria, debido a las tres coronas mundiales que acumulaba cada una. México quería revalidar su título y esperaba convertirse en la segunda selección en firmar esa gesta, tras Brasil en 1999. Brasileños y nigerianos respondieron a las expectativas en los Grupos A y F, deleitando al público con numerosos golazos. Por su parte, Japón comandó el Grupo D con 3 victorias consecutivas, antes de ser apeado en octavos de final por Suecia, ante la sorpresa general. Rusia, campeona de Europa, también cayó eliminada en esa ronda. En cuanto a Uzbekistán, campeón de Asia, hincó la rodilla ante la sorprendente selección hondureña.

El Presidente de la Comisión Organizadora de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, Rafael Salguero, hizo un balance del campeonato: “Hemos visto partidos de calidad excelente. Se nota que las selecciones participantes están muy bien formadas técnicamente, y físicamente también han exhibido un nivel asombroso. Esta competición es un trampolín importante para el desarrollo del fútbol y de sus jóvenes talentos. Les permite crecer no sólo como futbolistas, sino también como personas”.

Estrellas del mañana llenas de ambición
EAU 2013 ha pasado a la historia de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA como la edición más prolífica en goles desde China 1985. Hemos presenciado 172 tantos, con un promedio de 3,44 por partido; mejor que en Corea 2007. Así, no es de extrañar que la Bota de Oro adidas haya tenido numerosos pretendientes. Al final se la adjudicó el sueco Valmir Berisha con 7 dianas, una más que el nigeriano Kelechi Iheanacho y el brasileño Boschilia.

Iheanacho, no obstante, pudo consolarse con el Balón de Oro adidas, que se mereció con creces merced a sus 6 tantos y sus 7 asistencias. Fue el brasileño Nathan quien se llevó el Balón de Plata adidas, gracias a su espléndido rendimiento sobre todo en la fase de grupos. Por último, el Balón de Bronce adidas recayó en el mexicano Iván Ochoa.

Iheanacho habló para FIFA.com tras recibir ese galardón: “¡Me siento muy bien, muy bien, muy bien! Doy gracias a Dios por sentirme tan bien. En realidad, no sé si tengo palabras para decir cómo me siento. Nunca podré explicarlo del todo porque siento un millón de sensaciones a la vez. Siento amor por mis compañeros, por mi familia y por mi país. Estoy en una nube por haber ganado el Mundial y el Balón de Oro al mismo tiempo”.

Un campeonato inolvidable
Emiratos Árabes Unidos no olvidará fácilmente este Mundial Sub-17, y en particular a los hinchas nigerianos, que acompañaron a sus ídolos en Al Ain, Dubai y Abu Dabi, escenario de la final. Los cánticos que entonaban tras cada gol de los Golden Eaglets seguirán resonando mucho tiempo en los estadios emiratíes.

Los jugadores de Honduras también se acordarán mucho tiempo de esta edición, en la que obtuvieron la primera victoria para su país en un Mundial sub-17, frente a la selección anfitriona en el encuentro inicial. No contentos con eso, luego quedaron segundos del Grupo A y prosiguieron su andadura hasta cuartos de final.

Decepciones y revelaciones
La mayor decepción del certamen atañe a la selección local de Emiratos Árabes Unidos, que registró tres derrotas seguidas y se despidió por la puerta de atrás, después de la fase de grupos. Asimismo, se pensaba que Croacia saldría airosa del Grupo C, pero se quedó en la cuneta, pues Rusia la aventajó como una de las cuatro mejores terceras de grupo.

Por su parte, Eslovaquia alcanzó los octavos de final en su primera participación. Allí fue eliminada por Uruguay, apeada a su vez por Nigeria en cuartos.

La eliminación de Brasil en cuartos de final constituyó una de las mayores sorpresas del campeonato, pues muchos preveían que estaría en la final. En cuanto a Argentina, su aventura concluyó en semifinales. A continuación, Sebastián Driussi y sus compañeros se inclinaron ante Suecia en el partido por el tercer puesto.

Trío mágico
Por primera vez en la historia de los Mundiales sub-17, tres selecciones del mismo grupo llegaron a semifinales. Se trata de Suecia, México y Nigeria, las tres procedentes del Grupo F. Argentina se mantuvo invicta hasta semifinales, donde perdió 0-3 ante México; es decir, el mismo resultado que en la otra semifinal entre Nigeria y Suecia.

La final, presenciada por más de 20.000 espectadores, sirvió para que los Aguiluchos Dorados confirmasen su supremacía en esta categoría, con una nueva victoria abultada ante México, después de la goleada que le habían endosado en la primera jornada. Los jugadores de Manu Garba fueron dignos de la confianza que el seleccionador había depositado en ellos antes del inicio de las hostilidades, en declaraciones a FIFA.com: “No veo a ninguna defensa que pueda pararnos. Sabemos que una Copa Mundial es diferente, pero nuestro ataque es vertiginoso. Puede destruir a cualquier equipo en su mejor día”.

Las palabras de Garba resultaron ciertas, y sus jugadores lo llevaron en hombros sobre el césped del Estadio Mohammed Bin Zayed para celebrar su nuevo triunfo en un Mundial sub-17; una victoria que quedará grabada en la memoria de los amantes del balompié.

En resumen:

Selecciones participantes:
Argentina, Emiratos Árabes Unidos, Brasil, Suecia, Irak, Marruecos, México, Austria, Japón, Uruguay, Uzbekistán, Irán, Italia, Panamá, Túnez, Rusia, Eslovaquia, Venezuela, Croacia, Canadá, Costa de Marfil, Nigeria, Nueva Zelanda, Honduras.

Clasificación final:
1. Nigeria
2. México
3. Suecia
4. Argentina

Sedes y estadios:
Al Ain (Estadio Khalifa Bin Zayed), Fujairah (Estadio de Fujairah), Ras Al Khaimah (Estadio Emirates), Sharjah (Estadio de Sharjah), Abu Dabi (Estadio Mohammed Bin Zayed), Dubai (Estadio Al Rashid).

Total de goles:
172 (3,44 por partido)

Total de espectadores:
Por determinar

Máximos goleadores:
Valmir Berisha (Suecia) – 7 goles
Kelechi Iheanacho (Nigeria) – 6 goles
Boschilia (Brasil) – 6 goles

Premios:
Balón de Oro adidas: Kelechi Iheanacho (Nigeria)
Bota de Oro adidas: Valmir Berisha (Suecia)
Guante de Oro adidas: Dele Alampasu (Nigeria)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


7 + = fourteen

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>