Alemania no rompe el maleficio

Alemania no rompe el maleficio

Italia y Alemania no consiguieron pasar del empate a uno en el amistoso que disputaron en el estadio Giuseppe Meazza (San Siro) de Milán, un resultado que impidió que los alemanes, que estrellaron tres balones en los palos, rompiesen el maleficio que les persigue desde 1995, la última vez que derrotaron a los italianos.

El partido tuvo una primera parte de más ocasiones y una segunda en la que el juego se fue ralentizando y en el que los dos combinados dieron muestra de un gran respeto mutuo, en ocasiones excesivo.

Consecuencia de ese ritmo decreciente del partido, que sigue dejando a Italia invicta en San Siro, fue el hecho de que los dos únicos tantos del encuentro, del defensa alemán Mats Hummels y del italiano Ignazio Abate llegaron en los primeros 45 minutos.

La primera mitad comenzó con una Italia dominadora a la que Alemania supo poner freno en sólo ocho minutos con el tanto de cabeza de Hummels tras un saque de esquina, una jugada que dio varios sustos al combinado del seleccionador italiano Cesare Prandelli.

A partir del tanto, Alemania dio la vuelta a la tortilla y tomó el mando del partido, con ocasiones señaladas como la que en el minuto 18 tuvo el madridista Sami Khedira desde fuera del área pequeña, que dio en el palo derecho del guardameta azzurro, Gianluigi Buffon.

Pero, Italia consiguió romper la supremacía alemana con el tanto de Abate, quien empataba en el minuto 28 con una gran jugada a un toque con Leonardo Bonucci en el área pequeña.

Los despistes defensivos fueron los puntos débiles de ambos equipos durante los primeros 45 minutos, y fruto de uno de ellos fue el tiro al travesaño que a punto estuvo de suponer una nueva ventaja alemana en las botas de André Schuerrle.

Ya en la segunda mitad, la primera gran oportunidad fue para Claudio Marchisio con un tiro con la zurda escorado a la derecha de Neuer, a la que siguió otra de los azzurri gracias a un nuevo despiste defensivo alemán.

Esto llevó al técnico alemán, Joachim Loew, a hacer un doble cambio, dando entrada en la delantera al gunner Mezut Oezil y al jugador del Borussia Dortmund Marco Reus, para pocos minutos después ver cómo Khedira abandonaba el césped cojeando, tras sufrir un golpe en una rodilla en un encontronazo con el italiano Andrea Pirlo.

Alemania aún estrellaría un tercer palo en la madera, a escasos segundos del final, en un remate de Hoewedes.

Dortmund gana y se mantiene con vida (3-1)

Dortmund gana y se mantiene con vida (3-1)

El Borussia Dortmund se impuso por 3-1 al Nápoles, con goles de Marco Reus, Jakub Blaszczykopwski y Pierre Emerick Aubameyang, con lo que mantiene sus posibilidades de clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones.

Ninguno de los dos equipos había logrado disparar una sola vez a puerta cuando, en el minuto 9, se produjo un penal a favor del Dortmund por un agarrón del argentino Federico Fernández a Robert Lewandowski tras el lanzamiento de un saque de esquina.

Marco Reus convirtió el penal y el gol pareció darle cierta confianza al Dortmund, que tuvo luego una fase con mayor claridad y en la que hubiera podido aumentar la ventaja.

Lewandowski desperdició una ocasión increíble en el minuto 14 al quedarse solo ante el español Pepe Reina y rematar desviado. Luego, en el 18, Reina salvó al Nápoles al desviar a saque de esquina un buen lanzamiento de falta de Reus.

Tras esa fase de presión del Dortmund, el partido dio un giro, en parte generado por una lesión en el rostro del capitán Sebastian Kehl, que tuvo que ser atendido fuera del campo dejando a su equipo durante unos minutos con diez hombres.

Ida y vuelta
El Nápoles, al comienzo aprovechando la superioridad numérica, tomó la iniciativa, adelantó sus líneas y obligó al Dortmund a replegarse y a concentrarse durante un pasaje del compromiso en el trabajo defensivo.

En el minuto 22 llegó la primera llegada de los italianos, con un remate demasiado débil del argentino Gonzalo Higuaín. La llegada más clara fue en el minuto 29, con un remate al poste de Callejón tras un desborde por la banda derecha.

Pasada la primera media hora de juego, el Dortmund se sacudió del dominio que estaba ejerciendo el Nápoles y volvió a asomarse, tras diez minutos de ausencia absoluta, al área de Pepe Reina.

Reina fue dos veces providencial para el Nápoles en el último cuarto de hora de la primera parte. Primero, en el 33, al desviar a saque de esquina un remate desde fuera del área del armenio Henrihk Mhkitaryan, y luego, en el 35, al parar un con un pie un remate de Lewandowski desde corta distancia.

Oportunidades para ambos bandos
El Nápoles también tuvo una última ocasión antes del descanso, con un taponazo desde fuera del área del colombiano Pablo Armero que Roman Weidenfeller tuvo que desviar a saque de esquina.

En el segundo tiempo, el partido ganó en intensidad y en ritmo. El Dortmund empezó a mostrar un juego mucho más estructurado que en la primera parte y tuvo dos ocasiones claras antes de que vinieran dos situaciones -ambas en el minuto 60- que serían determinantes para el partido.

Primero, Weidenfeller le ganó al mano a mano a Higuain en la primera llegada clara del Nápoles en la segunda parte, y, en el contragolpe siguiente, Jakub “Kuba” Blaszczykowski marcó a centro de Reus.

Aunque el partido parecía sentenciado tras el segundo gol del Dortmund, el Nápoles logró el descuento en el 71 por intermedio de Insigne a pase de Higuaín en la segunda llegada de la segunda parte.

Hizo falta que Pierre Emerick Aubameyang marcara el tercer para el Dortmund en el 78, a pase de Lewandowski, para que volviera la tranquilidad en el equipo alemán.

El Santos se corona sin su rey

El Santos se corona sin su rey

Pelé observó compungido desde las gradas cuando el Peñarol ganó a domicilio al Santos por 2-3 y forzó la disputa de un encuentro de desempate para dirimir el campeón de la Copa Libertadores en 1962. Alberto Spencer, romperredes ecuatoriano de los Carboneros, se lamentó así de que O Rei reapareciera en el partido decisorio en territorio neutral: “Fue como una carrera entre dos corredores. Uno de ellos tropezó al comienzo, pero se repuso, fue recortando distancias y, cuando ya había alcanzado al otro, que empezaba a flojear, de repente dejaron que éste terminara la carrera montado en un Ferrari”.

Spencer había endosado dos tantos en el mencionado asalto al estadio de Sao Paulo, y los uruguayos de rayas negras y amarillas se habían hecho ilusiones de derrotar de nuevo a su adversario brasileño para revalidar el título sudamericano en Buenos Aires. Pelé, sin embargo, los desbancó del trono con una actuación majestuosa y dos goles a su nombre junto al Río de la Plata.

Ése no fue el único ejemplo de la dependencia de Pelé que aquejaba al Santos. El delantero de hombros prominentes había desplegado fenomenales exhibiciones individuales y conducido a O Peixe hasta la gloria en las dos finales anteriores de la Copa de Brasil y en la cumbre de la Copa Intercontinental de 1962 en Lisboa, donde su tripleta trituró al Benfica.

A continuación Pelé asestó un doblete en el inicio de la campaña del Santos por la defensa de esa corona mundial en Lombardía, en octubre de 1963. Esas aportaciones, empero, no sirvieron para superar al magnífico equipo del AC Milan entrenado por el reputado técnico argentino Luis Carniglia y compuesto por figuras de la talla de Cesare Maldini, Giovanni Trapattoni, Gianni Rivera, Amarildo y José Altafini, que emergió victorioso por 4-2.

La vuelta
Tal resultado obligaba al Santos a ganar, por el margen que fuese, en la segunda manga, si quería optar al tercer encuentro definitivo. Todo lo que no fuera el triunfo haría que el trofeo fuera a parar al norte de Italia. Para colmo, las perspectivas del Peixe se vieron mermadas por las bajas de los internacionales brasileños Zito y Calvet. Y se hicieron añicos cuando Pelé también sucumbió a una lesión.

“Cuando oímos que el mejor jugador del mundo no intervendría, se nos subió la moral”, recordaría luego Altafini, compañero de equipo de Pelé en la Canarinha que viajó a la Copa Mundial de la FIFA Suecia 1958™. “El Santos tenía un montón de grandes futbolistas, pero él era el que los orquestaba a todos”.

Mauro, central del Santos, señaló: “La prensa decía que no podíamos ganar finales importantes sin Pelé. Y puesto que él había jugado tan bien en Milán y aun así habíamos perdido por 4-2, algunos nos dieron por finiquitados”.

Las expectativas que les restaban pasaron de improbables a imposibles a los 17 minutos de juego en el Maracaná. Altafini y Bruno Mora adelantaron al Milan, que se fue al descanso con un 0-2 a su favor en el marcador.

El Santos sólo disponía de 45 minutos para hacer tres goles sin contrarréplica. Tardó sólo 23 en obrar cuatro: dos trallazos patentados de Pepe y sendas dianas de Almir Pernambuquinho y Lima, dieron a los pupilos de Lula la victoria por 4-2.

“Me habían dicho que yo no iba a jugar, pero, justo antes del saque inicial, Lula me llamó aparte y me dijo que iba a ser titular, y que esperaba grandes cosas de mí”, explicó Pepe. “Yo estaba más que dispuesto a responder en el campo. Había casi 150.000 personas en el Maracaná, y la atmósfera era extraordinaria”.

“Ni siquiera cuando nos fuimos al intermedio con un 2-0 en contra perdimos la fe en que podíamos ganar. A medida que la lluvia arreciaba, nosotros jugábamos cada vez mejor. Fue el día más feliz de mi vida. Mi padre estaba viendo el partido por televisión en casa. Era su cumpleaños. Fue el mejor regalo que le podían hacer”, contó el goleador.

La vuelta de tuerca
El Santos y el Milan se reencontraron dos días más tarde —este sábado se cumplen exactamente 50 años de aquella fecha— en la catedral del fútbol de Brasil para resolver la cuestión. Aunque los primeros 180 minutos del pulso habían abundado en jugadas y goles sublimes, los últimos 90 se caracterizaron por los aciertos defensivos y los choques cuerpo a cuerpo en el mediocampo.

En cualquier caso, se produjo un gol. Almir Pernambuquinho, que entró en el once por el descarte de Pelé, engatusó a Maldini y provocó un penal en el minuto 31. El veterano lateral zurdo Dalmo, responsable de tirar las penas máximas en ausencia de Pelé, clavó el esférico con un disparo raso ajustado al poste.

El partido acabó Santos 1, Milan 0, y con él la habladuría de que los Alvinegros no podían ceñirse coronas sin ayuda de O Rei.

El Chelsea, quinto clasificado

El Chelsea, quinto clasificado

EL RESUMEN DE LA JORNADA – El Chelsea se convirtió este martes en el quinto equipo clasificado para los octavos de final de la Liga de Campeones de la UEFA, donde acompañará a Atlético de Madrid, FC Barcelona, Bayern de Múnich y Manchester City.

La última jornada deparará, entre otras cosas, sendos duelos directos muy abiertos entre Schalke 04 y Basilea (Gr. E), AC Milan y Ajax de Ámsterdam (Gr. H); así como uno “a tres bandas” entre Arsenal, Nápoles y Borussia Dortmund, con el Olympique de Marsella como árbitro (Gr. F).

El partido destacado
Borussia Dortmund 3-1 Nápoles
Goles: Marco Reus (10’ PEN.), Jakub Blaszczykowski (60’), Pierre-Emerick Aubameyang (78’) –Borussia Dortmund–; Lorenzo Insigne (71’) –Nápoles–.

Disputado en un ambiente de locura, con una entrega física total y a un ritmo desenfrenado, este encuentro estuvo a la altura de todo lo que prometía. El Borussia Dortmund, con un juego en ocasiones embarullado pero muy generoso, abrió el marcador con una pena máxima convertida por Marco Reus y provocada por una falta de Federico Fernández, quien había agarrado por la cintura a Robert Lewandowski. Con muchos nervios en los defensas, a pesar de la autoridad y la seguridad mostradas por los porteros, daba la sensación de que el partido podía decantarse en cualquier momento tanto de un lado como del otro; como en un disparo de José Callejón a la cepa del poste. A la hora de juego, el Borussia abría brecha por fin con un contragolpe perfectamente trenzado por la banda izquierda, y definido con mucha sangre fría por Jakub Blaszczykowski. Pero lejos de bajar los brazos, el conjunto napolitano recortaba distancias con un tanto de Lorenzo Insigne, a los cuatro minutos de saltar al césped. El partido, totalmente desbocado, seguía ganando en intensidad, y fue finalmente Pierre-Emerick Aubameyang quien puso la puntilla con un espléndido balón picado en un nuevo contraataque; un tanto que podría costarle muy caro a la escuadra italiana en caso de empate final a puntos.

Las lecciones del día

Grupo E
Steaua de Bucarest 0-0 Schalke 04
FC Basilea 1-0 Chelsea

El Chelsea se clasificó pero sin convencer. Tras haber caído ya en casa ante el Basilea (1-2), los Blues fueron claramente dominados, dando la impresión de conformarse con el empate. Pero a fuerza de jugar con fuego, acabaron concediendo una nueva derrota, merced a un balón largo en diagonal de Fabian Schär bien rematado por Mohamed Salah frente a un Petr Cech pese a todo ejemplar. Al mismo tiempo, dado que el Schalke no pudo pasar del empate en su visita al Steaua, el vencedor del choque entre Schalke y Basilea en la última jornada se clasificará.

Grupo F
Arsenal 2-0 Olympique de Marsella
El Arsenal no falló, aun sin forzar en demasía frente a un equipo marsellés poco combativo. Un doblete de Jack Wilshere, tras sendos servicios de Bacary Sagna y Mesut Oezil, permitió a los Gunners consolidar su liderato con 12 puntos, antes del complicado desplazamiento a Nápoles en la última jornada.

Grupo G
FC Porto 1-1 Austria de Viena
Zenit de San Petersburgo 1-1 Atlético de Madrid 

El equipo de Oporto, muy vulnerable en casa en esta edición (2 derrotas y 1 empate), ya no depende de sí mismo. Pese a imprimir una presión constante, el cuadro luso (muchos minutos por debajo en el marcador tras el primer tanto del Austria de Viena en la Liga de Campeones de la UEFA) solamente perforó la portería contraria una vez, por mediación de Jackson Martínez. Ahora, para hacerse con la segunda plaza clasificatoria, necesitará imponerse en el campo del Atleti, todavía invicto, y esperar a la vez un tropiezo del Zenit en Viena. Una tesitura muy complicada… Poco antes, con un frío siberiano (-6° al darse el saque inicial), el Zenit había salvado por los pelos el empate tras un doble desacierto de Toby Alderweireld y de su portero Thibaut Courtois. Aun así, el Atlético, ya clasificado, había sacado un equipo con bastantes suplentes que había logrado cobrar ventaja tras un pase largo al hueco de Raúl García para Adrián López, quien marcó tras ganar la espalda a la zaga rusa. 

Grupo H

Celtic de Glasgow 0-3 AC Milan
Ajax de Ámsterdam 2-1 FC Barcelona 

La experiencia milanista en los partidos importantes se impuso a la fogosidad ciega de un Celtic con una defensa muy generosa. No hacía falta más para que Kaká, Cristian Zapata y Mario Balotelli rubricasen una abultada victoria tan inesperada como reconstituyente. Por su parte, el Ajax prosiguió su impulso adjudicándose un triunfo de prestigio frente a un Barcelona ya clasificado. El equipo holandés se mostró impecable en el periodo inicial, con el primer tanto en la Champions de Thulani Serero, más otro de Danny Hoesen tras un rechace de Pinto. Después, en el segundo tiempo, los locales aguantaron el chaparrón tras la expulsión de Joël Veltman por una dura falta sobre Neymar, con la consiguiente pena máxima que se encargó de transformar Xavi. Sin embargo, los hombres de Frank de Boer deberán ganar ahora en Milán para clasificarse.

Gol del día
Arsenal – Marsella (Jack Wilshere 1’)
Rápido y bien ejecutado. Prácticamente tras darse el saque inicial, Bacary Sagna abrió para Jack Wilshere, quien se internó como una exhalación por la banda derecha, se deshizo de Lucas Mendes con un recorte hacia el centro dentro del área, y no dio ninguna opción a Steve Mandanda con un disparo a la escuadra derecha. Es el gol más rápido en la presente Liga de Campeones de la UEFA.

Jugador de la jornada
Kaká está en vías de convertirse en la bestia negra del Celtic de Glasgow. El brasileño del Milan, de nuevo goleador este martes, ya había marcado el tanto de la clasificación frente a este mismo rival en la prórroga de la vuelta de los octavos de la Liga de Campeones de la UEFA 2006-2007.

Números que hablan
2: Como la segunda derrota del FC Barcelona en 25 partidos de la fase de grupos en la Liga de Campeones.

¡Que se oiga tu voz!
¿Cuáles serán los clasificados del ‘grupo de la muerte’ entre Arsenal, Dortmund y Nápoles?

Khedira, operado con éxito

Khedira, operado con éxito

Sami Khedira, centrocampista internacional alemán del Real Madrid, ha sido intervenido quirúrgicamente en el Hessingpark-Clinic de Augsburgo, tras romperse el ligamento colateral medial y el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, y estará unos seis meses de baja.

Khedira cayó lesionado en el partido de amistoso que ayer disputó Alemania ante Italia en el estadio Giuseppe Meazza (San Siro) de Milán, en una entrada que realizó a Andrea Pirlo. Tras confirmarse este sábado en las pruebas médicas que tenía dañada de gravedad la rodilla, se sometió a la intervención quirúrgica.

Según confirma el Real Madrid, Khedira fue operado con éxito en el Hessingpark-Clinic de Augsburgo por el doctor Ulrich Boenisch bajo la supervisión de los servicios médicos madridistas con la presencia en quirófano de Jesús Olmo y Francisco Morate.

Khedira se quedará en Augsburgo las próximas tres semanas, donde seguirá un plan de recuperación específico para la correcta cicatrización de los ligamentos lesionados, antes de regresar a Madrid y comenzar un largo proceso de recuperación.

Hitos, campeones y lluvia de goles

Hitos, campeones y lluvia de goles

En su último resumen estadístico, FIFA.com analiza una semana de hitos para jugadores como Gianluigi Buffon y Arjen Robben, el espectáculo de los cuatro goles de Carlos Vela, la derrota del Tottenham Hotspur, que iguala un récord, y la asignación de la última plaza en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

500

actuaciones en la Serie A es el hito alcanzado por Gianluigi Buffon a los 18 años y cuatro días de su estreno en la categoría. El veterano guardameta lo celebró registrando su partido número 145 con la puerta a cero, de los 332 que ha disputado en la primera división con el Juventus, que ganó 0-2 en su visita al Livorno y acumula ya cinco encuentros de liga sin recibir goles. También destacó el logro de Kaká: el brasileño ha jugado ya 200 partidos en la Serie A, y lo festejó marcando su 97º gol con el AC Milan, una cifra que aumentó a 98 en el triunfo por 0-3 de los suyos sobre el Celtic de Glasgow en la Liga de Campeones de la UEFA. El Nápoles, por su parte, sufrió su primera derrota como local de 2013, al caer 0-1 ante el Parma y despedirse así de una racha de 16 choques sin perder en San Paolo, la más extensa desde 1990. Fue un resultado con el que pocos contaban, porque los parmesanos llegaban a esta cita sin haber anotado ni un solo tanto fuera de casa esta temporada, algo que corrigió Antonio Cassano con su 100º gol en la Serie A.

100

goles en competiciones de liga, en cinco clubes de cuatro países, ha materializado ya el extremo del Bayern de Múnich, Arjen Robben, después de la victoria por 3-0 de su equipo sobre el Borussia Dortmund este sábado. El tanto del neerlandés, mediante un suave tiro bombeado, fue el 49º que logra en las filas del Bayern, y sigue a los conseguidos con el Real Madrid (11), Chelsea (15), PSV Eindhoven (17) y Groningen (8). Casualmente, se trató del 100º enfrentamiento entre estos dos grandes de Alemania, y el Bayern lo aprovechó para terminar con su serie de seis partidos sin vencer al Borussia en la Bundesliga, que había comenzado en febrero de 2010. El conjunto bávaro también amplió su récord de la división de honor al marcar por 50º partido consecutivo, lo que le sirvió para sumar 35 puntos: es el mejor registro de un equipo de la élite alemana en sólo 13 partidos.

8

selecciones han ganado la Copa Mundial de la FIFA™, y todas ellas estarán en Brasil 2014, después de que Uruguay obtuviese la última plaza aún por asignar de las 32. Gracias al triunfo de la Celeste en la repesca, seis formaciones enarbolarán el pabellón de Sudamérica en la gran cita del año que viene, más que en ninguna otra desde que siete combinados de la CONMEBOL participaron en la edición inaugural de 1930. Este verano habrá muchos rostros conocidos, puesto que África estará representada por los mismos cinco equipos que superaron la competición preliminar de 2010. Y ocho naciones que se perdieron el torneo de Sudáfrica han sellado esta vez su billete: además de la única debutante, Bosnia-Herzegovina, veremos también a Bélgica, Colombia, Costa Rica, Croacia, Ecuador, Irán y Rusia.

6

goles del Manchester City que no tuvieron réplica supusieron que el Tottenham Hotspur igualase este domingo las derrotas más abultadas de su historia en la Premier League, un 6-0 a manos del Sheffield United en 1993 y un 7-1 frente al Newcastle United tres años más tarde. En cuanto al City, ha hecho 26 dianas en sus seis primeros partidos ante su público esta campaña, convirtiéndose en el primer equipo que lo consigue en esta fase de la liga desde el Sunderland —que acabó alzando el trofeo— hace 78 años, en 1935/36. De hecho, el City ha marcado más goles en el Etihad Stadium este ejercicio que ninguno de sus 19 rivales de la primera división inglesa tanto en casa como a domicilio. El equipo fijó la pauta de su goleada del domingo a los 14 segundos, cuando Jesús Navas firmó la realización más rápida del club en la época de la Premier League, superando la de Geovanni al medio minuto exacto del duelo ante el Wigan Athletic de 2007.

4

goles, ésa fue la impresionante aportación de Carlos Vela en el triunfo por 4-3 de la Real Sociedad sobre el Celta de Vigo. De este modo, el artillero mexicano pasó a ser el primer futbolista de una de las cinco grandes ligas tradicionales de Europa que supera los tres tantos en un único partido esta temporada. También fue la primera vez que la liga española presenció cuatro goles de un solo jugador desde que Álvaro Negredo los marcó con el Sevilla hace cinco meses, en junio de 2013. La proeza del azteca sorprendió especialmente, ya que no había perforado la meta contraria en ninguno de sus ocho compromisos anteriores, y acudía a esta contienda con un balance de un gol en sus últimos 14 encuentros. También en España, el Barcelona conservó su imbatibilidad de esta temporada en la Liga al imponerse por 4-0 al Granada. Fue la 23ª victoria consecutiva de los catalanes en su cancha en el campeonato español, la mejor racha del club desde que encadenó 39 entre 1958 y 1960. No obstante, la serie de 25 partidos sin conocer la derrota en todos los torneos, en casa y fuera, llegó a su fin este 26 de noviembre, cuando el Ajax le infligió su primer revés de la etapa de Gerardo Martino.

Máxima emoción rumbo a Estados Unidos

Máxima emoción rumbo a Estados Unidos

A los estadounidenses les encanta la emoción. Y la carrera por conseguir las invitaciones para la mayor fiesta futbolística que hayan organizado nunca tuvo un desenlace cargado de ella. La 15ª Copa Mundial de la FIFA™ fue la última en la que solo había 24 puestos disponibles, y en la última jornada de la competición preliminar quedaban nueve aún por asignar, a pesar de que ya se conocían los representantes de la mayoría de las zonas continentales.

En Europa, únicamente habían logrado el pase un tercio de las doce selecciones que viajarían a la gran cita del deporte rey: Grecia, Noruega, Rusia y Suecia, conjuntos relativamente modestos en el plano futbolístico. En cambio, todavía tenían trabajo por hacer combinados como España, Francia, Inglaterra, Italia, Países Bajos y Portugal, si bien ocupaban las dos primeras posiciones de cada una de las seis liguillas clasificatorias (compuestas por seis equipos).

Y lo cierto es que la emoción estuvo a la orden del día. Sin embargo, nadie esperaba que llegase tan rápido, ni que viniese precisamente de donde vino. Para hacerse con la segunda posición del Grupo 2, detrás de Noruega, Inglaterra tenía que endosarle siete goles a San Marino en Bolonia y esperar que Polonia venciese a Países Bajos en Posnania. Pero transcurridos únicamente 8,3 segundos del choque disputado en el norte de Italia, Davide Gualtieri, de 22 años, se anticipó a un pase hacia atrás demasiado flojo de Stuart Pearce y aprovechó para batir a David Seaman, adelantando así a la selección del minúsculo estado de los Apeninos. Sigue siendo el gol más tempranero de la historia de la competición preliminar o la fase final mundialista. “¡Fue tan rápido que muchos espectadores todavía no se habían sentado!”, recordó Gualtieri.

Inglaterra tardaría más de veinte minutos en igualar, y, aunque acabó ganando 1-7, la realización de Gualtieri le impidió cumplir con su obligación de imponerse por un margen de siete goles. Por suerte, quizás, no tuvo importancia. Dos dianas de Dennis Bergkamp y otra de Ronald de Boer en los compases finales dieron un triunfo por 1-3 sobre Polonia a los neerlandeses, que cruzarían así el Atlántico.

“La portada del Daily Mirror del día siguiente tenía una gran foto mía con el titular ‘El fin del mundo”, explicó Gualtieri. “¡Eso me dio mucha fama en Escocia!”.

En cambio, los espectadores tardaron 83 minutos en ver el tanto que acaparó titulares en el Grupo 1. Italia y Portugal acudían a su choque de San Siro empatados a puntos y diferencia de goles en el liderato. Ambas selecciones eran conscientes de que Suiza, tercera y que se enfrentaba en casa al farolillo rojo, Estonia, tenía muchas posibilidades de hacerse con uno de los dos puestos clasificatorios de la liguilla. Y los helvéticos obtuvieron la victoria, por 4-0. No obstante, con el 0-0 aún en el casillero y a pocos minutos del final en Milán, el joven centrocampista Dino Baggio envió entre los tres palos un balón suelto, clasificando así a Italia para su noveno Mundial consecutivo. Los portugueses tendrían que seguir esperando por su tercera participación en el torneo.

Tensión hasta el final
“El gol de Dino fue un gran alivio”, declaró posteriormente Franco Baresi. “A veces uno se encuentra con un partido en el que el balón no quiere entrar, y Rui Costa, Paulo Futre y João Pinto eran futbolistas que podían inventar una jugada de la nada”.

El Grupo 3 reservaba también un tenso desenlace a tres bandas. La campeona de Europa, Dinamarca, llegaba a esta jornada con un punto de ventaja sobre España y la República de Irlanda. Peter Schmeichel, los Laudrup y compañía tan solo necesitaban sumar un punto en Sevilla, y sus opciones parecieron reforzarse considerablemente en el minuto 10, a raíz de la expulsión del número 1 de la Roja, Andoni Zubizarreta, por derribar al mayor de los hermanos. Pero una actuación impecable de su suplente, Santiago Cañizares, que ni siquiera había tenido tiempo de calentar antes de que Javier Clemente le diese la alternativa con la selección, y un gol de cabeza de Fernando Hierro en el minuto 63, pese al intenso dominio visitante, dieron a los españoles la victoria que necesitaban.

Ese resultado habría sido suficiente para que Dinamarca se colase en el torneo detrás de España si Irlanda del Norte hubiese conseguido el triunfo que acarició sobre la República de Irlanda, después de adelantarse a través de una magnífica volea de Jimmy Quinn en el minuto 75. Pero una deliciosa semivolea de Alan McLoughlin dio el empate a domicilio al equipo dirigido por Jack Charlton, que arrebató el pase a los daneses gracias a su superior registro anotador.

“Para nosotros fue una sensación fantástica”, dijo Charlton. “Para los daneses debió ser un duro golpe. Fue increíble lo reñido que estuvo”.

Bélgica, Checoslovaquia, Rumania y Gales tenían opciones en el Grupo B. Al final, un gol de Florin Raducioiu a última hora en Cardiff y el empate a ceros registrado en Bruselas bastaría para favorecer los intereses de rumanos y belgas.

Otro tanto agónico terminó desbaratando el guión en la pugna por el segundo puesto del Grupo 6. Francia necesitaba un punto en casa ante Bulgaria, y ya se preparaba para celebrar su clasificación cuando, a veinte segundos de la conclusión y con un 1-1 en el casillero, el árbitro señaló falta a favor de los locales cerca del banderín de córner búlgaro. Inexplicablemente, David Ginola intentó centrar en lugar de dejar que se agotase el tiempo. Su balón fue demasiado fuerte, y propició un contraataque que finalizaría Emil Kostadinov al controlar de manera sensacional un rebote e introducir el esférico justo por debajo del larguero. Era su segundo gol del partido, y representó el 1-2 definitivo, un tanteo que parecía inverosímil.

“Solamente quedaban treinta segundos y ya lo teníamos, pero recibimos una puñalada trapera en el peor momento posible”, señaló un enfadado seleccionador francés, Gérard Houllier. “El árbitro tenía el silbato en la boca cuando Ginola consiguió ese golpe franco cerca del banderín”.

El último encuentro de la competición preliminar de EE UU 1994 se disputó en Buenos Aires. Australia había logrado hacer tablas con Argentina en Sydney (1-1), y su correosa defensa mantuvo el empate en la eliminatoria durante casi una hora en el Monumental, hasta que un centro de Gabriel Batistuta golpeó en Alex Tobin, adquirió una trayectoria extraña y superó por alto al meta Robert Zabica.

Así terminó un día repleto de emoción, y a partir de ese momento a los aficionados empezó a hacérseles la boca agua pensando en ver a Roberto Baggio, Batistuta, Bergkamp, Pep Guardiola, Gheorghe Hagi, Roy Keane, Paolo Maldini, Diego Armando Maradona, Enzo Scifo, Ciriaco Sforza y Hristo Stoichkov con un balón adidas Questra en lugares como el grandioso Giants Stadium, el estadio cubierto del Pontiac Silverdome y el emblemático Rose Bowl.

Vidal mantiene vivo al Juventus (3-1)

Vidal mantiene vivo al Juventus (3-1)

Tres goles del chileno Arturo Vidal, dos de penal, lanzaron al Juventus hacia su primera victoria en esta edición de la Liga de Campeones, un triunfo vital ante el Copenhague (3-1) que realzó sus opciones de clasificación para octavos, a los que avanzará si gana o empata en Estambul.

Son tres puntos reconfortantes para el campeón italiano, contra las cuerdas antes del inicio de la jornada y, 90 minutos después, en ventaja en la carrera por el segundo puesto del grupo B, beneficiado en el otro partido del cuarteto, con la derrota del Galatasaray, con el que se jugará el pase dentro de dos semanas en un duelo decisivo.

Su reacción tuvo un protagonista indiscutible: Vidal. Sus tres goles -suma cinco en esta competición durante este curso- doblegaron al Copenhague, eliminado del torneo con un decepcionante encuentro en el Juventus Stadium, del que salió derrotado por la ambición del equipo local, consciente de que no tenía ningún margen de error.

Y eso se trasladó de la mente de los jugadores y la pizarra del técnico Antonio Conte al terreno de juego desde el primer minuto, con intervalos, pero por momentos con un monólogo del Juventus, al que le faltó precisión ofensiva en muchas fases del duelo, pero que le puso ganas, intensidad y presión desde el comienzo del partido.

Ahí ya sintió agobios el Copenhague, de inicio arrinconado en su campo y sin capacidad para montar un contragolpe mínimamente peligroso. Sólo visitó el área contraria en contadas ocasiones, casi siempre a balón parado, el único recurso ofensivo que demostró en todo el duelo, demasiado poco para debatir hoy los tres puntos.

Con dificultades para anotar
A pesar del dominio del Juventus, el equipo italiano tampoco transformó su control en demasiadas opciones de gol en el primer tiempo: apenas un par de intentos desviados, uno del argentino Carlos Tevez y otro del español Fernando Llorente, un irrelevante tiro de Paul Pogba y muchos centros sin rematador.

Fue un penal ingenuo del lateral Jacobsen el que alivió la necesidad goleadora del Juventus. El defensor danés perdió de vista la pelota en su carrera por evitar la incursión de Pogba por la banda izquierda y el balón aéreo hacia esa zona cayó en sus manos extendidas.

El sueco Jonas Erikson señaló la pena máxima. Y el chileno Arturo Vidal, con un buen lanzamiento, firmó el 1-0 y dio ventaja al conjunto local a la media hora. No hubo respuesta de su contrincante, que sólo tiró una vez a portería en 45 minutos, hasta el inicio del segundo tiempo, cuando empató en una jugada aislada.

Un saque de banda y unos cuantos despejes fallidos dejaron un balón suelto en el área que aprovechó Olof Mellberg, a la media vuelta, entre el desconcierto de la defensa del Juventus, que se sobrepuso de inmediato, cuatro minutos después, con un penal cometido sobre Fernando Llorente y ejecutado de nuevo por Vidal.

Ya no existió el Copenhague, ya no sufrió el Juventus, porque el centrocampista chileno completó su ‘triplete’ con un golazo de cabeza. No fue el mejor centro de Asamoah, con una autopista por la banda izquierda todo el choque, pero sí un fenomenal testarazo de Vidal, que colocó la pelota con una parábola en la escuadra.

El 3-1, en el 63, tres minutos después del 2-1, solucionó ya la victoria del equipo italiano, al que le espera una nueva final en quince días, en la visita del próximo 10 de diciembre a Estambul. Ahí definirá su futuro en la ‘Champions’. Le basta un empate.

Italia y Nigeria, en empate muy disputado

Italia y Nigeria, en empate muy disputado

Italia y Nigeria no pasaron del empate a dos en el partido amistoso que jugaron en Londres, donde la subcampeona de Europa y la campeona de África protagonizaron un muy disputado encuentro que sirvió como preparación de cara a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

En un encuentro jugado en el estadio del Fulham, Craven Cottage, Italia cosechó de nuevo un empate, tras el registrado ante Alemania (1-1), dando muestras, sin embargo, de una clara mejoría en el juego, con mayores ocasiones de gol, a pesar de que Nigeria no se lo puso nada fácil.

De hecho, el equipo africano llegó a irse al descanso con el marcador a su favor, un 1-2 parcial logrado gracias a los tantos de Chinedu Dike y Shola Ameobi, que consiguieron la remontada para los nigerianos tras el gol tempranero de Giuseppe Rossi para Italia, que conseguiría empatar ya en la segunda parte con Emanuele Giaccherini.

La primera mitad comenzó con una Nigeria al ataque, que no daba respiro al combinado italiano hasta que los hombres de Cesare Prandelli supieron hacerse con la posesión del balón y adelantarse en el marcador en el minuto 12 con Rossi, a pase de su compañero de ataque Mario Balotelli.

Pero las “superáguilas” de Stephen Keshi no se vinieron abajo y mantuvieron el ritmo de juego alto hasta dar en el punto débil de la defensa de Italia, los balones por aire, con los que la “azzurra” ha recibido goles en cuatro de los últimos cinco partidos.

Fue así como Dike consiguió el empate para el equipo africano en el minuto 35, gracias a un tanto de cabeza después de haber ganado al salto a Manuel Pasqual.

Múltiples oportunidades
En cuestión de cuatro minutos, Nigeria gozó de otras dos ocasiones de gol de mucho peligro, materializando la última en las botas de Ameobi, del Newcastle, con un toque al vuelo en el área pequeña tras un pase desde la banda.

La segunda parte comenzó con el empate para Italia en el minuto 47, gracias al tanto de Giaccherini en un error de la defensa nigeriana, que le había dejado solo en la banda.

Instantes después, Prandelli quiso dar un cambio absoluto al centro y la delantera de su equipo para conseguir mayor movilidad, con tres sustituciones que permitieron, entre otras, la entrada de Andrea Pirlo, el jugador sobre el que descansa la creación del juego “azzurro”.

Los cambios sirvieron como revulsivo, pues el equipo europeo se fue hacia arriba, con grandes ocasiones hasta el último respiro del partido, pero los africanos siguieron sin rendirse, muestra de que los dos combinados, ya clasificados para Brasil 2014, no quieren perder ninguna ocasión para demostrar que quieren llegar lejos en la próxima Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Ocho avanzan antes de la última jornada

Ocho avanzan antes de la última jornada

EL RESUMEN DE LA JORNADA –

Manchester United, Real Madrid y París Saint-Germain lograron el miércoles el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones de la UEFA, sumándose así a Chelsea, Atlético de Madrid, FC Barcelona, Manchester City y el defensor del título, Bayern de Múnich.

Los excampeones en apuros, Juventus y Benfica, recibieron una bocanada de oxígeno al vencer respectivamente a Copenhague (3-1) y Anderlecht (3-2), si bien la última jornada se anuncia complicada para ellos: los italianos afrontan un desplazamiento al feudo del Galatasaray y los portugueses reciben al PSG.

La noche del miércoles fue prolífica en goles, 36, lo que representa una asombrosa media de 4,5 por encuentro.

El partido destacado
Bayer Leverkusen 0-5 Manchester United
Goles: Antonio Valencia (22′), Emir Spahic (30′, propia meta), Jonny Evans (65′), Chris Smalling (77′), Nani (88′).

El Manchester United, que llevaba cuatro partidos sin ganar fuera en la Liga de Campeones (tres empates y una derrota), tardó veinte minutos en asentarse. Pero entonces, de repente, el acierto en la finalización y la calidad marcaron diferencias: Ryan Giggs realizó un pase por la banda izquierda hacia Wayne Rooney, que mandó un centro milimétrico al segundo palo, desde donde Antonio Valencia perforó la meta contraria, con la ayuda del poste. Ocho minutos más tarde, Rooney ejecutó un lanzamiento de falta enviando el esférico hacia Emir Spahic, que batió a su propio portero de cabeza. Los alemanes habían quedado noqueados, y el descanso no fue suficiente para espolearlos. Luego recibirían otros tres goles, con dos asistencias de Rooney y otra de Giggs.

Las lecciones del día

Grupo A
Shakhtar de Donetsk 4-0 Real Sociedad

El equipo vasco plantó cara durante 37 minutos, antes de hincar la rodilla ante un disparo de Luiz Adriano. El segundo tiempo fue más difícil para los visitantes, con goles de Alex Teixeira y Douglas Costa (dos). El cuadro ucraniano suma un punto más que el Leverkusen y depende de sí mismo, aunque tendrá que luchar por la clasificación en Manchester.

Grupo B
Real Madrid 4-1 Galatasaray
Juventus 3-1 Copenhague

El marcador no refleja exactamente lo ocurrido en un encuentro disputado a un ritmo muy intenso durante 51 minutos, sobre todo porque el Real Madrid, ya lastrado por numerosas ausencias, jugó con un hombre menos desde el 26, a raíz de la expulsión de Sergio Ramos. Aun así, los madrileños se adelantaron gracias a un gran tiro libre de Gareth Bale, pero el Galatasaray replicó a través de Umut Bulut al minuto siguiente. El duelo experimentó un vuelco al principio del segundo periodo, cuando el Galatasaray más lo intentaba. Tras un buen pase de Ángel Di María, Álvaro Arbeloa, al límite del fuera de juego, devolvió la ventaja a los locales, y luego fue el propio argentino quien amplió la renta madridista, antes de que Isco refrendase su clasificación. La Juve, por su parte, obtuvo su primera victoria, con una tripleta del chileno Arturo Vidal, que transformó dos penales y aprovechó una asistencia de Paul Pogba. Andrea Pirlo jugó su 98º partido en la Liga de Campeones, un registro superior al de los once titulares daneses, que acumulan 96. De este modo, a la Vecchia Signora le bastará un empate en Estambul para estar en octavos.

Grupo C
Anderlecht 2-3 Benfica
París Saint-Germain 2-1 Olympiacos

El PSG se clasificó gracias, cómo no, a Zlatan Ibrahimovic, que inauguró el casillero en el minuto 7, al firmar su 39º gol en 100 partidos de la Liga de Campeones. El Olympiacos, claramente superado, tuvo el mérito de empatar a diez minutos del final, antes de que Edinson Cavani asegurase la clasificación de los suyos por segundo año consecutivo. A su vez, el Benfica puede estar agradecido a Rodrigo, autor del gol del triunfo y de la esperanza en el último minuto. Con todo, los portugueses lo tendrán difícil. Están igualados a puntos con el Olympiacos y reciben al PSG, mientras que los griegos juegan en casa ante un Anderlecht ya eliminado.

Grupo D

CSKA de Moscú 1-3 Bayern de Múnich
Manchester City 4-2 Viktoria Plzen

Todo estaba ya decidido en esta liguilla, después de que Bayern y Manchester City sellasen su pasaporte para la siguiente fase en la 4ª jornada. Sin embargo, los muniqueses hicieron honor a su condición de vigentes campeones, a pesar de la temperatura de -10 ºC que señalaba el termómetro al empezar el segundo tiempo. Y exhibieron nuevamente su dominio técnico, a través del tridente formado por Arjen Robben, Mario Goetze y Thomas Mueller, cuyos tantos dieron al conjunto bávaro su décima victoria consecutiva, un nuevo récord del torneo. El City, por su parte, tuvo que incrementar el ritmo en el tramo final para doblegar a un valeroso Plzen.

Jugador de la jornada
La clasificación del Manchester United supone una especie de regalo de cumpleaños para Ryan Giggs, que celebra este viernes sus 40 primaveras, 22 de ellas al servicio del club del noroeste de Inglaterra. La edad no parece hacer mella en el galés (64 actuaciones y 12 goles con su país), que sigue acumulando partidos con la camiseta roja, como si quisiese alcanzar la mítica cifra de 1000 encuentros en el club (lleva ya 953, y 169 goles). Este miércoles disputaba su choque número 138 de la Liga de Campeones, con lo que está a cuatro de Raúl.

Gol del día
Real Madrid 1-1 Galatasaray (Umut Bulut 38′)
Inmediatamente después de que se adelantasen los españoles, Didier Drogba efectuó un increíble gesto técnico para asistir a Umut Bulut, marcado por Pepe, cuando se encontraba de espaldas a la portería. El internacional turco (29 encuentros y 9 goles con su selección) se impuso entonces en su mano a mano con Iker Casillas, y anotó de un derechazo su tercer tanto de la temporada en la Liga de Campeones de la UEFA.

Números que hablan
11: seis goles y cinco asistencias ha sumado Arjen Robben, el neerlandés del Bayern de Múnich, en sus siete últimos partidos de la Liga de Campeones.
 
¡Que se oiga tu voz!
¿Conseguirá el Juventus la clasificación en la cancha del Galatasaray?